Leasing Habitacional? Que Es Y Cómo Funciona?

Leasing Habitacional? Que Es Y Cómo Funciona?

Recuerda que: El inmueble es inembargable durante el contrato de leasing

Una de las tantas opciones de financiación que se les presenta a aquellos que desean comprar vivienda es el leasing habitacional. Pero debes saber, ¿qué es y cómo funciona?  primeramente, hay que decir que es una alternativa al crédito hipotecario tradicional.

El gerente de la constructora Planinco Juan Sebastián Arango, menciona que “esta modalidad se refiere a un contrato de renta o arrendamiento, en el que el arrendatario paga al arrendador cuotas periódicas por el uso de la propiedad en arriendo, con la posibilidad de hacer un pago al final del plazo pactado, para que le se le tranfiera la propiedad. El pago es un porcentaje que se establece a la firma del contrato y se denomina opción de compra. Si el arrendatario no ejerce la opción de compra, el arrendador continúa con la propiedad del bien”.

Aclara la Secretaría Distrital de Hábitat que el leasing habitacional, también conocido como arriendo con opción de compra, no sucede entre solo dos personas naturales. Lo que quiere decir que el que toma en arriendo no puede ser una persona natural, sino que es necesario que ser una entidad financiera avalada por la Superintendencia Financiera. De este modo, el banco adquiere una vivienda y se la arrienda a una persona por un plazo fijo (normalmente entre 15 y 20 años).

También explica la Secretaría  que “además de los pagos mensuales a la entidad financiera, el que toma en arriendo es responsable por los pagos de servicios públicos, gastos de la copropiedad e impuestos del inmueble (predial y valorizaciones)”.

Por otro lado, el Fondo Nacional del Ahorro explica que “el Leasing habitacional es una herramienta necesaria y fundamental para contribuir con la política de vivienda del Gobierno Nacional y cerrar la brecha de los colombianos que no tienen vivienda propia”

Las características más relevantes del leasing:

– Se puede otorgar financiación hasta por el 100% del valor del bien, según la entidad financiera

– Cómo el predio es propiedad de la entidad financiera arrendadora, el riesgo de restitución es menor. Las tasas de interés que se cobran al arrendatario pueden ser menores frente a un crédito de vivienda.

– La propiedad que se arrienda a través de leasing no hace parte del patrimonio del arrendatario, solo hasta el momento de ejercer la opción de compra al final del tiempo pactado en el contrato.

Pero, ¿qué pasa si la persona que toma el leasing decide echarse para atrás en algún momento del proceso, es decir, que ya no quiere ser el propietario de la vivienda?
En estos casos se hace un acuerdo de restitución voluntaria del inmueble. Si al final del plazo del contrato el cliente decide adquirir el inmueble, ejerce la opción de compra pagando el valor estipulado por ley y se le transfiere la propiedad legal del inmueble.

Deja un comentario